Un plazo de entrega urgente, un viaje de última hora, la sobrecarga de trabajo con la que lidiamos, problemas económicos, un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida personal… ¿Qué tienen en común? Todas ellas son causas comunes del estrés diario. Todos nos hemos sentido estresados en algún momento de nuestras vidas y seguiremos haciéndolo, pero la forma en que lo gestionamos tendrá un impacto significativo en tu salud y bienestar en general.

En este artículo, la fisioterapeuta Paula Vega, fundadora de la clínica de fisioterapia en Leganés que responde a su mismo nombre, nos cuenta los efectos del estrés en el cerebro y el cuerpo, y nos da también distintas formas para aliviarlo y controlarlo.

¿Cómo afecta el estrés al cuerpo?

Cada vez que te sientes estresado o estresada, se activa una reacción de contraataque en el cuerpo. Esto quiere decir que cuando tienes un día o un momento de mucho estrés, tu cuerpo reacciona liberando hormonas de acción rápida llamadas adrenalina y
noradrenalina, las cuales son utilizadas por el cuerpo para activarnos y responder al factor estresante.

Si en lugar de ser estrés puntual, el estrés se siente de forma continúa, esto se consideraría estrés crónico y en este caso el cuerpo libera la hormona cortisol. Una gran cantidad de estrés y el estrés crónico continuo son dañinos para el cuerpo y pueden causar:

  • Fatiga e insomnio.
  • Depresión.
  • Inflamación.
  • Dolores de cabeza y tensión muscular.
  • Contracturas en cuello, espaldas y hombros.

¿Cómo puede la fisioterapia ayudar a aliviar el estrés y a mejorar la salud emocional?

La fisioterapia puede ayudar a controlar el estrés y los síntomas del estrés al corregir el desequilibrio muscular, mejorar la fuerza y ​​reducir el dolor. Cinco formas más en que la fisioterapia puede ayudar:

  • Niveles más bajos de cortisol: está clínicamente probado que la respiración diafragmática diaria reduce significativamente los niveles de cortisol, mejora la relajación y mejora la concentración.
  • Reducir la sensibilidad al estrés: La prescripción de ejercicio es un elemento común en los tratamientos de fisioterapia. Los estudios demuestran que el ejercicio regular puede reducir el estrés percibido entre un 50 y un 78%, reducir la sensibilidad al estrés y los síntomas del estrés.
  • Mejorar el sueño: Se ha demostrado que las técnicas de relajación, el entrenamiento postural y la educación del paciente sobre la posición óptima para dormir mejoran tanto la calidad como la duración del sueño.
  • Mejorar la calidad de vida: Está comprobado que el ejercicio guiado por fisioterapia mejora la condición física, la autoestima y la calidad de vida, todo lo cual promueve la salud mental y el bienestar, aliviando el estrés.

La fisioterapia y el mindfulness son tratamientos que funcionan a la perfección combinados, ya que abordan un objetivo común, el bienestar, desde diferentes ámbitos. Cuando el cuerpo está libre de tensiones es más fácil realizar los ejercicios de atención plena que nos proporcionan serenidad y esa serenidad también nos ayuda a mantener el cuerpo relajado y funcionando de manera óptima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: